Back To 50’s

Una de las tendencias más claras de la temporada otoño-invierno 2010-11 es el regreso al pasado en su forma más clásica. Los diseñadores quieren vestir a la mujer del siglo XXI en sus múltiples facetas: mujer de acción, intelectual, minimalista o ama de casa. Para ello, se han inspirado en todo aquello que tiene un aire clásico, retro y femenino. Y femenino siempre ha sido la sensualidad y la voluptuosidad. Pues bien, un ejemplo claro en el mundo de la tv donde encontramos  a todo tipo de mujer (con curvas,  intelectuales y femeninas) es Mad Men.

Mad Men es una serie dramática de televisión ambientada en  la ciudad de Nueva York durante los años 60.

La serie gira alrededor del conflictivo y competitivo mundo de la publicidad, y sigue las historias de los hombres y mujeres que trabajan en la agencia Sterling Cooper, quienes hacen del vender un arte y cuyas vidas son movidas por sus egos.

La serie cuenta con múltiples premios, entre los que se hallan Golden Globe Awards y Emmy Awards, y ha sido elegida “Mejor Serie Dramática” por la industria de tv estadounidense tres años consecutivos. La realización, la detallada ambientación, su estilo sexy y provocativo, los temas tratados (feminismo, homosexualidad, maternidad no deseada, racismo, el papel de la mujer dentro y fuera del trabajo y del hogar…), los guiones, la música y sus protagonistas (sobretodo Jon Hamm, que interpreta al enigmático e irresistible Don Draper), han convertido a Mad Men en una serie de culto. En Estados Unidos ya van por la emisión de la cuarta temporada.

Mad Men ha ejercido una enorme influencia en el mundo de la moda y las tendencias en Estados Unidos. No sólo varios diseñadores se han inspirado en Mad Men para las colecciones de este otoño. Los grandes almacenes Bloomingdale’s le dedicaron un espacio exclusivo a la serie y los sastres Brooks Brothers llegaron a poner a la venta un traje inspirado en Don Draper.

La diseñadora del vestuario, Katherine Jane Bryant, ha explicado que para la época en la que está ambientada la serie, la ropa se adscribe a lo que en EEUU se llama “período Camelot”, un momento de optimismo e inocencia que acabó con el asesinato del presidente Kennedy y la guerra de Vietnam, y que tenía como modelos de moda femenina a Jackie Kennedy y Marilyn Monroe. Todo el vestuario sigue la tendencia de la época y Katherine Jane Bryant ha creado unos personajes específicos a través del corte de ropa y sus colores.

Algunos de sus personajes femeninos se han convertido en iconos de estilo y fuentes de inspiración.

El trío de mujeres funciona como antagonismo, cada una tiene su carácter y las tres se complementan, como así lo hacen sus estilismos, marcados por una paleta de colores que representa sus sentimientos.

January Jones es Betty Draper, y está definida por colores pasteles como símbolo de su suavidad, dulzura y discreción. Sigue, aún siendo la década de los 60, la estela del New Look de los 50. Por su semejanza, se la ha comparado con Grace Kelly.

Christina Hendricks interpreta a la sensual, sexy y curvilínea Joan. Las faldas lápiz, perfectas para acentuar la sinuosa silueta de la actriz, se han convertido en una de las tendencias de moda de la temporada; tendencia que convive con la silueta evasé de las faldas y vestidos de los años 50 y 60.

Peggy Olson, interpretada por Elisabeth Moss, es una brillante y recatada redactora publicitaria, asidua a faldas plisadas y a los chalecos de punto. En los desfiles de Mulberry y Proenza Schouler podemos ver estos estilismos.

Los complementos, elegantes y discretos, son otra de las claves para conseguir el look de la serie: doctor bags de cuero y zapatos tipo mocasín son algunas de las propuestas que las firmas de moda traen esta temporada. Son Prada, Marc Jacobs o Louis Vuitton ; las firmas que han hecho del look de las décadas pasadas el eje central de sus colecciones.

Pero también la influencia de Mad Men en la moda masculina ha sido tan o incluso más importante que la femenina. Se ha hablado de que los trajes de Barack Obama, seguidor de la serie, siguen la línea estilizada de esos años.

Para los hombres, la diseñadora de vestuario de la serie ha buscado líneas limpias y sobrias que dan una imagen de profesionalidad y que refuerzan el prestigio de la agencia de publicidad donde trabajan. Dentro de los hombres, es el vestuario de Don Draper (Jon Hamm) el que destaca con más fuerza. Al ser un personaje misterioso y con secretos, sus trajes varian poco de color y apenas lleva accesorios. Su imagen es muy masculina, con sombreros, gabardinas, camisas blancas y un peinado impoluto.

Otro aspecto curioso a destacar es que desde el pasado mes de julio están a la venta los muñecos de Mad Men, realizados por Mattel, la empresa creadora de Barbie.

(Para más información de los desfiles de la temporada otoño-invierno 2010-11, visitad Style ).

Anuncios
Publicado en Emmy Awards, fashion designers, TV Shows | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario